Tratamientos que consiguen resultados naturales

La redensificación es un tratamiento que aporta a rostro, cuello y escote los mejores ingredientes para lucir radiantes y saludables.

Tratamientos que consiguen resultados naturales y, aportan los nutrientes necesarios para que su efecto se refleje en una piel saludable, hidratada y luminosa. La Redensificación, cumple ambas demandas.

El ingrediente secreto de este tratamiento, que se realiza mediante microinyecciones entre la dermis superficial e intermedia de rostro, cuello y escote, se encuentra en el producto que se emplea.

En la Redensificación infiltramos un ácido hialurónico específico que proporciona la eficacia a nivel hidratación, pero no de voluminización (no deja volumen ni relleno en las zonas tratadas), y que al mismo tiempo aporta otros poderosos nutrientes, como los antioxidantes, que luchan contra el fotoenvejecimiento.

Combina un ácido hialurónico muy similar al que produce nuestro organismo junto con un complejo dermorestructurante compuesto por 14 nutrientes.

  • Ácido hialurónico de alto peso molecular no reticulado: que hidrata en profundidad (no rellena ni aporta volumen) y favorece la síntesis de colágeno y nuevo ácido hialurónico natural.
  • 8 aminoácidos:esenciales para se produzcan proteínas que mantienen y reparan la piel. También ayudan a incrementar producción de elastina y colágeno por parte del organismo.
  • 3 antioxidantes:principal forma de luchar contra los signos del fotoenvejecimiento cutáneo (manchas, arrugas, tono irregular…). Además, evitan el daño celular, y el consiguiente envejecimiento prematuro.
  • 2 minerales:el zinc y el cobre actúan en sinergia con los otros mecanismos de defensa de la célula
  • 1 vitamina (B6):esencial para el metabolismo celular

 

Beneficios:

Uno de los grandes beneficios de la Redensificación es su efecto 100% natural ‘sin añadidos’, visible prácticamente al momento gracias a que la piel recibe todos los nutrientes en una sesión.

Acción reestructurante y de regeneración celular que deja la dermis redensificada. Queda más tersa, luminosa y, además aporta un extra de hidratación, lo que atenúa las líneas de expresión visibles desde la juventud.

Efecto antioxidante combate los signos del fotoenvejecimiento.

Manchas, textura rugosa o deshidratación son algunos de las huellas que dejan el verano y la radiación solar en la piel, al margen de nuestra edad.

100% natural. La Redensificación consigue ese objetivo gracias a que se emplea un ácido hialurónico muy similar al generado por nuestro organismo, y de alto peso molecular, no reticulado, que aporta hidratación e ilumina la piel sin dejar volumen ni relleno a las zonas tratadas.

Los resultados son visibles desde la primera sesión, pero se suelen recomendar tres -con intervalos de tres semanas- para disfrutar de un resultado más duradero, que puede variar entre 8 y 12 meses.